Cómo ser un anfitrión de primera en las cenas de verano

El buen tiempo y las agradables cenas de verano propician las veladas en el jardín.

En verano los planes proliferan y los eventos con amigos y familia mucho más. Entre los más míticos de esta temporada no puede faltar la barbacoa, el típico día en la piscina y la cena en el jardín. Tres ocasiones maravillosas y veraniegas para disfrutar de la compañía. Y si este año te toca a ti organizar la cena de verano tradicional, tranquilo, no te agobies. ¡Aquí te vamos a dejar algunos consejos para que brilles y seas el anfitrión perfecto!

Menú

En un cena de verano además de la buena compañía, lo que no puede faltar es una sabrosa comida. Y con este calor lo que más apetece son los platos fresquitos y ligeros. Así que aparta de tu mente todo lo que pueda ser comida copiosa. Aquí vamos a darte algunas ideas para elaborar un menú sencillo a la par que apetecible:

De entrantes puedes optar por carpaccio de calabacín, rúcula, queso de cabra, pimienta negra y aceite de oliva. Es súper sencillo y queda genial. En primer lugar tienes que cortar el calabacín en tiritas muy finas y hacerlas a la plancha. Después colócalas en los diferentes platos de los invitados y de forma proporcional añade la rúcula, las rodajas de queso de cabra y un toque de pimienta negra y aceite. Esta riquísimo y es un acierto seguro.

De plato principal nuestra recomendación es pollo a las finas hierbas con cebolla. Lo único que tienes que calcular son la cantidad de filetes de pechugas de pollo que vas a necesitar. Una vez que sepas este dato con precisión. ¡Sigue estos pasos!

– Trocea bien las pechugas de pollo y pásalas por la sartén con un chorrito de aceite.

– Cuando el pollo este empezando a dorarse, añade la cebolla picada y las finas hierbas.

¡Voilá! El plato esta cocinado y listo para servir. Ahora nos queda el postre, que siendo prácticos, lo que más apetece es fruta. Aquí nos decantamos por las típicas de la temporada: melón, sandía, piña, etc.

Decoración de la mesa

 

Si una buena cena es importante, tampoco hay que dejar de lado la decoración de la mesa. Si decoras la mesa de una forma veraniega e introduces algunos detalles personalizados, todos tus invitados la recordarán. Y es que no lo podemos negar, una mesa bien decorada llama mucho la atención a primera vista y permanece en el recuerdo. Por eso aquí, te vamos a dejar algunos consejos para que le des un toque original. ¡Te vas a sorprender de lo fácil y económico que es!

– Mantel: nosotros apostamos porque sea de plástico ya que  en caso de que se ensucie  es súper práctico para limpiar. Simplemente, con pasar una bayeta el mantel volverá a estar perfecto. Si tenemos que decantarnos por el tono, preferimos un color suave como el pistacho o el amarillo claro, ambos muy veraniegos y alegres.

– Atrezzo en las mesas: para dar un toque original. Si quieres ser práctic@, sencill@ y elegante, vamos a darte una pista. Ahora se ha puesto muy de moda, los tarros vacíos de cristal. Pues bien, dentro de cada tarro puedes colocar una flor. Aquí ya va dependiendo de cada uno, si la flor es fresca o disecada. Nosotros optamos por la segunda opción, porque así valdrá para más veces y no se pondrá mustia durante la velada. El color de las mismas, dependerá de cada gusto pero intenta que combine con el mantel.  Y Ya si combinas el color de las flores con el de las servilletas conseguirás una mesa ideal.

cenas de verano, blog el encinar

 Como hemos visto, con estos consejos tienes todas las claves para ser el ¡anfitrión perfecto!

Share Button

Comments are closed.